miércoles, 20 de abril de 2011

Una inglesa en Tara (II)


II




A finales de 1936 se publicó el libro Lo que el viento se llevó, (Gone with the wind), en Inglaterra y la esposa del Sr. Holman compró varios ejemplares para llevárselos a Kitzbüel, donde pasarían sus vacaciones navideñas. Llevaba ejemplares para todos sus amigos. Le encantaba regalar libros. La prensa había publicado que el libro de la Srta Margaret Mitchell era el mejor libro de todos los tiempos y ella quería leerlo y compartirlo con quienes formaban parte de su vida.





La Sra Holman, a quien no le gustaba que la llamaran así, se partió el tobillo en las pistas de esquí y pasó toda su convalecencia leyendo una y otra vez Lo que el viento se llevó. La Sra Holman, a la que insisto, no le gustaba que la llamaran así, quedó fuertemente impresionada por la heroína, parecía que hubiese encontrado a su doble en ella:


Poseía alegría, vivacidad y encanto, aunque había algo que ese personaje jamás tendría y que a ella le sobraba: sentido del humor.





Sr. y Sra. Holman


Margaret Mitchell, quien nació y murió en Atlanta, (1900-1949), quedó impresionada de la misma manera, cuando se encontró con la Sra. Holman por primera vez. La autora del libro confesó que captó la fuerte afinidad entre aquella mujer de hermosos ojos verdes y su Scarlett O´Hara.


- Igual que una criatura que sigue pensando que formular un deseo es conseguir ese deseo. Así se comportan ambas dos -relató Mitchell a un periodista del NY Times que bien podría haber sido el que entrevistó a O´Selznick en la entrada anterior.



- Si bien Scarlett no era una persona con la cual fuera fácil llevarse bien, yo tampoco lo soy -contestó la inglesa al mismo periodista con una risita encantadora.




El 03 de Febrero de 1937, Kay Brown, secretaria de David O´Selznick visionó la película Fire over England (1937), y le escribió un cable a O´Selznick en el que sugería como candidata al papel de Scarlett O´Hara a la Sra. Holman, artísticamente conocida como Vivien Leigh.

David O´Selznick le escribió:




No me entusiasma Vivien Leigh. Puede que llegue a
entusiasmarme, pero de momento no he visto ninguna foto de ella, ni me interesa
verla tampoco. Gracias por su interés.



Continuará...



I.M.G.






















6 comentarios:

  1. Me imagino Isa, que David O´Selznick se disculparía con su secretaria con el tiempo ¿no?. Visto lo que luego ocurrió es lo menos que podía hacer, esta mujer tuvo buen ojo para ver a la actriz como Scarlett O´Hara.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. ¿Estamos seguros que David no sé qué escribió esa nota palabra por palabra? Es inaudito esa forma de escribir!!! Quiero decir que lo encuentro curioso, porqué va dando una de cal y otra de arena línea a línea, primero que NO LE ENTUSIASMA, luego que PUEDE QUE SÍ, segundo que NO HA VISTO FOTO DE ELLA, luego que NO TIENE INTERÉS EN VERLA y adiós muy buenas!!! Esto lo que es es el vivo reflejo de una cría de burro, me explico, lo que viene a ser un beche, que al comienzo corre y salta dando coces al aire y después con el tiempo se vuelve manso y algo testarudo, eso sí, las orejas siempre son enormes!!! juas ,juas... Le pusieron bien puestas la jáquica y menos mal!!! Porque Vivien borda el papel!! para mi gusto, claro.
    Creo que actriz y escritoras eran primas hermanas, je ,je... vamos, de caracteres parecidos, podría ser según mi limitada experiencia que, una creara un personaje muy propio y la otra lo recreara propiamente ;-)
    Aunque has destacado, pillina, je ,je.. que sí hay una diferencia "constatable" entre ambas, el sentido del humor, vale no lo dices, lo extrapolo del personaje de Scarlett a su creadora.. ¿No te he deducido bien? ¡Creo que sí, que es la lectura entre líneas que me encanta de ti! Y una segunda lectura, permíteme, si tan perfecta es Vivien para el papel por su propia naturaleza... no tuvo que esforzarse mucho en la interpretación,... ¡Ah! ¡Que dices que sí! Ya, es que la pagaron solo por no poder reír... je, je...
    Me encantan tus entradas... siempre me hacen recapitular y recapitular, je, je...
    Bss... amiga.

    ResponderEliminar
  3. Buenos días, Elysa, o más bien buenas tardes, que en día festivo no sé muy bien dónde ando. David tuvo que estarle agradecido siempre, supongo. No podría haber habido una Scarlett mejor que ella. El próximo día os contaré cómo consiguió el papel finalmente y aparcaré esta historia para seguir con las anteriores que dejé aparcadas. Me apetecía mucho contar todo esto, un caprichito mío y un guiño a Viv.

    Besitos

    Isa

    ResponderEliminar
  4. Querida MariCari, me lanzas muchos hilos sobre los que tirar y escribir, pero voy a resumir que si no esto sería una nueva entrada, y ´no pretende serlo. La respuesta que David le dio a su secretaria es tal cual la ha escrito, sólo que la dijo en inglés, claro, jaja. Hay mucho por contar, y cosas que se quedan enmedio, y frases dichas de otras gentes, y oídos que las oyeron, etc etc, pero no se pueden contar todas, no porque no se pueda, si no porque están relatadas en varias biografías ya, y contadas en varios making of f de la peli. David debía ser tal cual lo has descrito, pero además un bonachón y un sabedor de lo que hacía y del proyecto que tenía entre manos. Hoy, unos 80 años después, aún se vive la película con el mismo entusiasmo que entonces y tiene tantos seguidores y pocas la han superado en Oscars de la Academia. Fue un proyecto tan inmenso para la época que superó todo lo que habían supuesto.
    En cuanto a Margaret Mitchell, no tengo constancia, tras todo lo que he leído de ella, inclusive un proyecto anterior "Laysen la isla perdida", de que se pareciera a Scarlett. No creo que sus personalidades fueran parecidas, aunque supongo que tendrían cierta afinidad en algunas cosas. El que escribe siempre está en su obra, y probablemente algo suyo debió dejar tambén en Scarlett, aunque me inclino a pensar que Margaret era una mezcla de las heroínas de su libro más bien.
    En cuanto a Mrs Vivien Leigh, su trabajo en cine y teatro la avala. Fue la más grande de su tiempo On Stage, en Londres, ganó dos Oscars, (cierto es que en la época que hizo Un tranvía llamado deseo, por el ganó el segundo, tuvo problemas de salud y tiró de traumas personales para su interpretación, pero qué actor no lo hace?). Si tienes ocasión, te recomiendo leerte una biografía sobre ella. Yo tengo varias, algunas en inglés, incluida la de Larry, (Laurence Olivier). Es fascinante, tanto que a mí me afecta leerla, por el hecho de no haberla podido conocer. Me habría encantado. Como verás, puedo seguir y seguir y seguir escribiendo sobre Viv, porque uno nunca se cansa de hablar de la gente a la que quiere, o de los actores y películas y grupos musicales que fielmente sigue. Yo he tenido la oportunidad de conocer más de Vivien Leigh en Londres, cerca de sus casas, con gente que la conoció y pude saber cosas de primera mano que me emocionaron y me hicieron quererla aún más.

    MariCari, un placer, daros a conocer un poquito de aquella gran mujer, que para la mayoría quedó como Scarlett O´Hara, pero no te pierdas algunas de sus películas, como El puente de Waterloo, Lady Hamilton, Fire over England, Un tranvía llamado deseo, Ana Karenina, Cleopatra, (sí, también ella lo fue, como Liz Taylor), etc etc, aunque sin duda donde más brilló fue en el teatro. Y así le gustará que la recuerden, como Lady Olivier, una gran dama y actriz de teatro que además interpretó a Scarlett O´Hara, donde quedó inmortalizada para siempre.

    Besitos y al final me he enrollado, ayyy, qué carrete tengo cuando algo me gusta de verdad, jajaja.

    Isa

    ResponderEliminar