miércoles, 13 de noviembre de 2013

Chawton

26 de Julio de 1809

“...En cuanto a nosotros, muy bien estamos,
como indica la prosa sin afectación.
La pluma de Cassandra pintará nuestra posesión,
las muchas comodidades que nos aguardan
en nuestra casa de Chawton, cuánto encontramos
ya en ella para solaz de nuestra mente;
y convencidos estamos de que cuando todo esté completo
no habrá casa de mayor respeto,
tanto si es nueva como arreglada,
de habitaciones concisas, o habitaciones regaladas...”


                                                Jane Austen


Parte de un poema que escribió Jane Austen a su hermano Francis, una vez establecida en su nueva casa Chawton Cottage, en Alton (East Hampshire), donde vivió junto a su madre y a su hermana Cassandra desde mediados de 1809 hasta mediados 1817, año de su muerte en Winchester, donde fue enterrada en la nave norte de su catedral.

El resto de la entrada puedes leerla en el blog de Punto y seguido escritores: 

PINCHA AQUÍ


I.M.G.

martes, 2 de julio de 2013

Entrevista a María José Amador e Isabel Merino en Tele Antequera



El pasado día 24 de Junio acudí a Antequera con motivo de una entrevista en Tele Antequera a la que había sido invitada tras haber obtenido el Primer Premio del I Certamen María Carreira con mi relato Hermanos. (Podéis leer la crónica de la entrega de premios en la entrada anterior)

En el video adjunto podéis ver la entrevista al completo en la que tanto a María José Amador, vicepresidenta de Alas de Papel, y a mí, se nos hacen diferentes preguntas sobre la composición de una obra literaria. 

Momento durante la entrevista en Las 4 Esquinas
Tele Antequera



Isabel Merino
@isamerino


miércoles, 26 de junio de 2013

I PREMIO del I CERTAMEN MARÍA CARREIRA (ANTEQUERA)

El pasado día 15 de Junio tuvo lugar, en el Hotel Antequera Golf,  la entrega de premios del I Certamen de Relatos María Carreira (Antequera), organizado por la Asociación Cultural  Alas de Papel, y tras la apertura de plicas, resulté ser la Ganadora del Certamen

Pero, empecemos por el principio, aunque esta fotografía ilustre el final

Entrega de premios I Certamen María Carreira
Jurado, familiares de María Carreira y premiados
El certamen fue todo un éxito de convocatoria, llegando a recibir, a nivel provincial,  un total de 76 relatos. En las bases se especificaba que los nombres del ganador, los áccesits y finalistas se darían a conocer en el acto de entrega, al cual estábamos todos invitados. Y digo estábamos porque tres de mis compañeros de Punto y Seguido y yo misma habíamos concursado, por separado, con uno de nuestros relatos. 

Ese día yo me encontraba celebrando la despedida de mi treintena con mis mejores amigas en un apartamento de la costa nerjeña, y desde allí nos fuimos para Antequera para asistir al acto. Durante el trayecto barajamos la posibilidad de que hubiese obtenido un premio, y con ese talante positivo llegamos al hotel Antequera Golf donde nos encontramos con mis compañeros de Punto y seguido, con otros conocidos de diferentes certámenes literarios y con los miembros de Alas de Papel, que nos invitaron a disfrutar del evento que habían preparado.

Queremos que sea algo diferente, algo divertido, nos dijo María José Amador, vicepresidenta de la citada Asociación Cultural. Y, para ello, en el hall de entrada del hotel, tuvo lugar la interpretación de de la Coral de San Sebastián dirigida por Esther Sanzo. La Coral, de negro, y en círculo, interpretó magistralmente varias piezas clásicas de cine, entre ellas algunas de mis favoritas, como Over the Rainbow (El mago de Oz),  o América (West Side Story). Acto seguido nos hicieron pasar al patio central, donde al aire libre, bajo una carpa junto a la piscina, tomamos asiento todos los asistentes que llegábamos a más del centenar. Allí, el presidente de la Asociación, Salvador Rivas, y varios miembros del jurado destacaron la gran calidad humana de María Carreira, así como su amor por la literatura; y ,referente a los relatos, destacaron no sólo la cantidad, sino la calidad de los mismos.  Después tuvo lugar la interpretación de varias piezas por parte de la violinista Lourdes Violeta Peláez. No sabría nombrar las piezas, pero sí puedo decir adónde me transportaron, y fue justamente a esa Inglaterra Georgiana de mi Jane Austen querida, y a algún rinconcito de mi Chawton St donde le rindo homenaje.

Debido a la gran afluencia de público, cada uno se sentó donde pudo, y así, los miembros de Punto y seguido, (a excepción de Andrea Vinci que vive en Mexico y de Mauricio Ciruelos que no pudo asistir), nos sentamos todos desperdigados en el patio de "sillas". Y dio comienzo el acto de entrega.
Familiares de María Carreira subieron al estrado a decir unas palabras y rendir homenaje a una gran mujer, querida por todos los que la conocieron y por toda Antequera, que vivirá en el recuerdo de todos  y desde ese día también en el mío. 

En primer lugar dieron los nombres de los finalistas, a quienes se hizo entrega de un diploma y de un lote de productos antequeranos. Entre los finalistas, nombraron a dos de los miembros de Punto y seguido, que salieron a recoger sus premios bajo una gran ovación por parte del público: 

Finalista: MIGUEL NÚÑEZ con su Relato "ALEJANDRO".

Miguel Núñez

Finalista: LOLI PÉREZ con su Relato "MAÑANA NO SERÉ YO".

Loli Pérez


Acto seguido nombraron a los dos áccesits, que además del diploma y del lote de productos antequeranos, recibirían 150 euros. Uno de los áccesits fue a parar a otro de los miembros de Punto y seguido, Pedro Rojano: 

Áccesit: Bárbara Gil con su relato "Nadando en Vertical"

Áccesit: PEDRO ROJANO con su relato "LÍNEA COSTERA". 

Pedro Rojano

A falta del ganador, el resto de participantes nos revolvíamos nerviosos en las sillas, esperando oír nuestro nombre, o dando ya el certamen por perdido. No habían dado las nueve y cuarto cuando dijeron el nombre del ganador:

Y el PRIMER PREMIO es para una historia de Amor Fraternal: HERMANOS, de la autora malagueña ISABEL MERINO GONZÁLEZ


Ovación del público y del jurado, y yo pasando torpemente entre las sillas para dirigirme al estrado a recoger mi premio. Me fue entregado un diploma, un lote de productos antequeranos, un lote de libros, un cheque de 300 euros y una estancia en régimen de Media Pensión, incluido Spa y Fitness, en el hotel de cinco estrellas LA MAGDALENA, perteneciente al grupo Antequera Golf. Tras los agradecimientos y los besos y fotografías de rigor, fui invitada a decir unas palabras al público. Todos los nervios de los que carecí hasta ese instante se me vinieron encima.


Mi agradecimiento fue para  Alas de Papel y María José Amador, y mi dedicatoria a la propia María Carreira, a mi grupo literario Punto y seguido y a mis amigas que me apoyan siempre y desde siempre y que estaban allí conmigo. 

El acto se dio por finalizado con un posado, cuya fotografía he colgado al principio de esta crónica, de todos los premiados con los once miembros del jurado y varios familiares de María Carreira, y proseguimos la fiesta con un cóctel cortesía del Hotel Antequera Golf y de Alas de Papel compuesto por varias bandejas surtidas de canapés, dulcecitos, copas, etc etc. Y allí nos quedamos charlando, riendo, posando para distintas fotografías, riendo, y lo que viene siendo disfrutando de una tarde -noche para el recuerdo.

Cuatro miembros de Punto y seguido premiados
Miguel Núñez, Isabel Merino, Loli Pérez y Pedro Rojano

Este premio, mi séptimo premio, ha sido especial y se ha convertido en inolvidable, por varios motivos:

Por ser mi primer primer premio, ya que los anteriores son segundos, áccesits y finalistas, y haber llegado justo antes de los cuarenta. Por haber ido acompañada de mi grupo Punto y seguido y de mis inseparables amigas: Patricia Monteagudo, Belén Galdeano, Nuria Ruíz y Gema Bernal. Por ser premiados los cuatro miembros de Punto y seguido que nos presentamos. Por ser un primer certamen de una Asociación que lucha por la literatura y la cultura, y por ser homenaje a una mujer que tanto amaba este mundo, a la cultura, y a sus amigos. 

Con Punto y seguido, amigos,  y mis amigas

Isabel Merino
@isamerino


Inmaculada Reina, miembro de Punto y seguido, escribió una crónica para nuestro blog. Si estáis interesados en leerla, y en leer alguna estrofa de los relatos premiados, os dejo el enlace. Merece la pena: PINCHA AQUÍ




martes, 18 de junio de 2013

CUARENTA




Hoy, 18 de Junio, cumplo 40 años, osease que me convierto en una cuarentona, o como dicen mis amigos que han cruzado ya esta misma frontera: en una cuarentañera. 

Hace diez años, y parece mentira que hayan pasado tantos, cuando cumplí los treinta lo hice con cierto miedo. Recuerdo que le comenté a una vieja amiga que la década de los treinta era decisiva y te cambiaba la vida y que las grandes decisiones se tomaban en ella, sobre todo las mujeres. No sé por qué generalicé, pues no tengo por costumbre hacerlo, es más, me incomoda. Sabía de lo que hablaba. Ella le restó importancia. No me equivoqué. 

Los treinta marcaron un antes y un después en mi vida. Ha sido quizá la década más importante y también la década que me ha puesto en mi sitio y me ha dado la estabilidad. La que me enseñó. La que me dejó ser. La que me hizo feliz. Desde esta posición en la que miro hacia atrás, no cambiaría mi treintena por décadas anteriores. Cada una tiene su encanto, pero la treintena me ha dado la plenitud y me ha premiado regalándome multitud de sueños que creía inalcanzables. Así que sí, tuve razón en tener miedo cuando la treintena empezó, porque los mayores cambios a los que me he enfrentado, buenos y malos, han sido en esta década que acabo de abandonar. No entro en detalles, pero quería comentar lo que un cambio de década supone o te hace pensar, más que ningún otro cumpleaños en el que una de la velas no termina en cero. 

Así que bienvenidos los 40, que tomo como una continuación de los treinta, (debería llamarlo treintidiez), y por lo tanto, los auguro igual de felices. 


I.M.G.
@isamerino


Entrada dedicada principalmente a Patricia Monteagudo, Belén Galdeano, Nuria Ruiz y Menchu Lozano que han estado siempre ahí. Y, cómo no, a los puntoyseguido, por cambiarme la vida. Con ellos sigo mi camino, ¡Ahí vamos, Cuarenta!







miércoles, 5 de junio de 2013

No sé por qué y Patio de Locos: Andrés Neuman

El pasado 14 de mayo me encontré con amigo al que suelo mencionar bastante en este blog. Y unos días más tarde, el 22 del mismo mes, escribí una crónica de nuestro encuentro en el blog de Puntoyseguido escritores, que podéis leer en el siguiente enlace: PINCHA AQUÍ PARA LEERLA

Sin más preámbulos y tal y como se señala en el título de este post, este amigo, escritor reconocido internacionalmente, (poeta, traductor, cuentista, cronista, bloguero, y lo que le dé la gana porque puede sorprendernos, y gratamente, con cualquier cosa), no es otro que  Andrés Neuman. 

Andrés Neuman (Málaga)
Imagen Diario Sur
Cuando nos despedimos en diciembre, en la plaza de la Merced, frente a la casa natal de Picasso, con un abrazo y un hasta pronto, no supuse que ese hasta pronto llegase en apenas cinco meses. Le encanta sorprendernos (sorprenderme), con sus visitas sorpresa-relámpago. Lo supe de casualidad. Pero sabía que vendrías, me dijo sin dejar de sonreír un sólo instante. Ese es Neuman, un amigo que siempre invita a sonreír, cuya sonrisa en la mayoría de ocasiones precede y provoca la nuestra. 

Venía de rojo, con chaqueta al hombro, (como la cartera), con la barba recortada y el pelo crecido, desde la última vez. Igual de blanquito. Como yo. El marco en el que nos encontramos era único, distinto a las veces anteriores, frente al mar, en el Palmeral de las Sorpresas, (y menuda sorpresa), del Muelle 2 del Puerto malagueño. Un libro de título doble, fondo amarillo, e ilustración bicéfala, esperaba ser presentado: No sé por qué y Patio de locos

En este libro se reúnen los últimos poemarios de Andrés Neuman, que fueron publicados por separado, en Argentina, Mexico y Perú, y que han sido recuperados y revisados para esta nueva edición. Publica Pre-Textos. (Colección La Cruz del Sur).

Como comentaba en la crónica de Puntoyseguido escritores, Andrés llegó puntual, como siempre, y yo tomé asiento en primera fila, también como siempre. Y me dispuse a anotar todo lo que pude en mi bloc de notas. Primero, de la estupenda presentación a cargo del poeta y crítico literario Antonio Jiménez Millán, después, de casi cada palabra que dijo el autor. Obvié algunas. Podría haberme llevado la grabadora, pero me gusta escribir, a lápiz, a bolígrafo, a máquina, a ordenador, me gusta sentir el impulso de las letras correr por mis brazos, colarse entre mis dedos y pasar a la hoja en blanco, da lo mismo si es ficción, si es transcripción o como en este caso, hacer de escriba de lo que Neuman nos contaba en aquella sala acristalada frente a un enorme transatlántico de paseo. 

Andrés Neuman - Málaga
Imagen Isabel Merino
No voy a transcribir en esta entrada lo que escribí en mi cuaderno de notas, porque ya lo hice en la entrada del blog amigo que os contaba al principio, así que para los interesados en lo que Neuman dijo de cada parte de su libro, os remito a ella. Esta entrada sólo es una crónica anexa, un complemento a la anterior, ya que me sabía mal que los lectores que seguís a Neuman a través de Chawton St, no llegaseis a leer la que escribí en el blog de puntoyseguido, y es por ello, que he decidido contar aquí, de nuevo, algo sobre aquel día. Y bueno, también porque me gusta rememorarlo. ¿Acaso no se rememoran los buenos momentos pasados con los amigos? Pues eso. 

Cuando escribí la crónica aún no me había leído el libro, tan sólo había oído de boca de Andrés, los poemas que escogió para recitarnos. Algunos me emocionaron. Otros me provocaron cierta sonrisa socarrona. Otros me dejaron atónita. Ninguno me fue indiferente. Mi recomendación: leerlos. Absolutamente. Y, que conste, que no soy nada poeta, ni siquiera fiel amante de la poesía, pero como decía al principio, es que Andrés es mucho Andrés, y como escritor, puede con todo, y encima todo se le da bien. Esta es mi recomendación de hoy. Y si no os atrevéis con la poesía aún, pues no dejéis de leer algunos de sus libros, por citar algunos de mis favoritos: Hablar Solos, Una vez Argentina, El viajero del Siglo. Cuesta dividir afectos entre ellos, pues son todos hijos predilectos de mi biblioteca privada. 

Andrés Neuman con Isabel Merino,
Inmaculada Reina, Loli Pérez y Pedro Rojano
(miembros de puntoyseguido escritores)

Andrés y yo nos despedimos en la caseta de la Feria del Libro de Málaga, donde se quedó a firmar ejemplares de su bicéfalo. Mis compañeros de Puntoyseguido y yo, estuvimos rondándolo un rato, y él, dejándose rondar. Al final, las despedidas, el nuevo abrazo preludio del siguiente no se sabe dónde ni cuándo, pero seguro en mi próxima década. (Mi treintena expira en pocos días). Andrés se ríe de ello y me revuelve el flequillo. Siempre me revuelve el flequillo. Y yo, me río con él y lo dejo hacer. 



I.M.G. 
@isamerino


domingo, 2 de junio de 2013

Tres Rosas Amarillas

Curiosamente, el relato Tres Rosas Amarillas de Raymond Carver, donde se narran las últimas horas de vida del cuentista y dramaturgo Antón Chejov,  es uno de los favoritos de mi compañero de Puntoyseguido, Miguel Núñez. Quiero empezar diciendo esto. Y proseguir comentando que fue él quien hace unos meses nos habló del I concurso de relatos Tres Rosas Amarillas, convocado por la librería del mismo nombre, ubicada en Madrid, y especializada en relatos. Y, que fue él quien nos propuso que concursásemos. Hasta aquí el prólogo de este post. 

Hace un par de semanas, nuestro compañero Miguel Núñez, nos comunicó en una de nuestras reuniones semanales, que había recibido noticias del Concurso Tres Rosas Amarillas. Todos lo felicitamos sin saber aún cuál era su premio. Ni siquiera él lo sabía. Primero. Segundo. Tercero. O finalista. Pero no lo sabía. El resto de miembros del grupo no recibimos ese correo, pero como cuando uno de nosotros es premiado, en la forma que sea, lo tomamos como propio, lo celebramos como hacen los amigos, compartiendo, comiendo, bebiendo, brindando, etc. 

Días atrás, supimos que Miguel, con su relato "Uñas", estaba entre los dos primeros premiados. El certamen, a pesar de ser la primera vez que se convoca, había convocado a un número importante de participantes de todo el mundo, nada menos que 1.200 relatos. El logro, sin lugar a dudas, era importante. 

Y al fin, el sábado pasado, 25 de Mayo, Miguel viajó a Madrid a recoger su premio, sin saber si era primero o segundo. Nosotros, aquí, pendientes y haciendo apuestas. ¡Eres un gran escritor! ¡Eres el mejor! ¡Vas a ganar! Y así, todo el día. A partir de las ocho, dejamos de enviarle mensajes. Pero comenzamos a enviárnoslos entre nosotros: ¿sabéis algo? ¿habrá ganado? quien sepa algo que lo diga, ¿aún nada? Hasta que Miguel nos contó que le habían dado el 2º Premio por su fantástico relato "Uñas". ¡SEGUNDO PREMIO! Tan celebrado por Puntoyseguido como si fuera el primero. 


El primer premio recayó en el relato Cualquier cosa viva, de Almudena Sánchez. 
El segundo para Uñas, de Miguel Núñez 
El tercero para La aurora boreal de José Lorente. 


Al acto de entrega acudieron los premiados, así como los miembros del jurado, destacando la presencia de su presidente: Eloy Tizón (escritor madrileño, considerado como uno de los mejores narradores de cuento de los últimos años. 


Se ha editado un libro con los tres relatos ganadores, una joya que tengo en mi poder, dedicada, (y regalada), por mi amigo Miguel, (que hace un par de años consiguió el 1er premio del XI Certamen Dime que me quieres del Ayuntamiento y las Bibliotecas de Málaga). Os dejo aquí el enlace de la página Tres Rosas Amarillas, donde, quien esté interesado, puede solicitar o comprar el libro: PINCHA AQUÍ

Os dejo un extracto de Uñas, de Miguel Núñez: 

"...Cuando terminaba con las manos, su padre se situaba en un extremo del sofá y se colocaba sobre los muslos de las piernas de Elba, le desataba los zapatos y tiraba de la punta de los calcetines. Entonces ella dejaba de mirar la tele. Le gustaba ver a su padre cogiéndole los pies desnudos, apoyárselos en las rodillas y separar cada uno de los dedos...". 

¡Enhorabuena, Miguel!

Posadata: Para leer la crónica de nuestro compañero Mauricio Ciruelos escrita en nuestro blog de Puntoyseguido escritores, pinchar en el siguiente enlace: PINCHA AQUÍ



I.M.G.
@isamerino

viernes, 31 de mayo de 2013

Entrega de premios Dime que me quieres 2013

El pasado día 18 de mayo tuvo lugar, como ya comenté en una entrada previa, la entrega de premios del XIII Certamen Dime que me quieres. Y, tal y como se prometió, procedo a hacer una crónica de lo que aconteció aquella mañana en el Museo del Patrimonio malagueño:

María Jesús González, Pedro Rojano, Isabel Merino
Inmaculada Reina, Miguel Núñez, Loli Pérez y
Mauricio Ciruelos (miembros de Puntoyseguido)

Una mañana soleada aunque fresca, en Málaga, los compañeros del grupo literario Puntoyseguido, (junto a familiares y amigos), nos encontramos en la puerta del museo de cristal. Lo de museo de cristal es cosa mía, aquí nadie lo llama así. Pero es por ese tipo de asociaciones que se hacen, con sentido o no, que me hace recordar algún fragmento de uno de mis libros favoritos de Baricco: Tierras de cristal. Y con ello, la exposición universal de Londres de 1851, cuando se levantó el grandioso Crystal Palace. El museo del Patrimonio de Málaga no tiene nada que ver con ello, absolutamente nada, pero al ver los cristales, no sé por qué, mi mente hace esta conexión. ¿No es acaso esa una forma de escribir o de tentar a la narrativa? Una imagen que te lleva a otra y esta a la siguiente y es una de ellas, incluso puede ser la última, la que te tienta, o te suplica, o te genera una historia sobre la que escribir. Hasta aquí mi divagación, continúo:

Cuando subimos a la segunda planta, la sala donde se iba a proceder a la entrega de premios, ya estaba llena. Quizá con más público que de costumbre. Digo de costumbre porque es el cuarto año consecutivo que nos vemos las caras en la sala y que alguno de nosotros recoge un premio, por lo que saludamos a familiares, a amigos, y conocidos, y después al jurado, compuesto un año más por los escritores José Antonio Garriga Vela y Pablo Aranda, y la profesora universitaria Amparo Quiles. 

Jurado

El acto comenzó con unas palabras del director de las bibliotecas de Málaga, que enfatizó la labor que hacen las mismas, y que habló generosamente del certamen que cumple su treceavo año consecutivo. Amparo prosiguió con un discurso dinámico y que introducía las partes más significativas y entrañables de los relatos ganadores. Tras destacar su calidad narrativa y elogiar algunas de sus técnicas, dio la enhorabuena a todos los participantes. Pablo Aranda fue más breve, y apoyado por Garriga Vela, argumentó cómo fueron seleccionados los relatos ganadores, y Garriga Vela expuso la manera en la que toman la decisión final. Generalmente es un tira y afloja y una apuesta concreta de cada miembro del jurado por su relato escogido. Llegar a un consenso no es fácil. Y se tienen en cuenta ciertas variables, como la técnica y la calidad del relato. 

Isabel Merino, Pedro Rojano, Inmaculada Reina
y Fco Javier Rodríguez Barranco

Francisco Javier Rodríguez Barranco resultó ganador con su relato: La noche. Un relato que habla de los amores que sólo se han visto de noche, "La noche en el centro de Málaga es azul cobalto y metálica", noche que invita al amor y en la que tantos amores se tejen y destejen en instantes. 

El segundo premio recayó en mi relato Los ojos de Isabel, relato dedicado a mi abuela materna, y que comienza así: "La madre de mi madre tiene los ojos de mi madre, y también los míos. Y a veces, cuando me miro en el espejo creo que soy ella". 

El tercer premio recayó en Rocío Díaz Gómez, que no pudo acudir,  y su relato: Tengo que hablarte de las leyes de Newton. Por destacar una frase del relato, destaco la que sobresaltan en el libro: "Créeme si te cuento que nuestra historia comenzó por eso, porque la ley de la inercia nunca falla". 

Entre los finalistas, los relatos de mis compañeros: Pedro Rojano (Antártida) e Inmaculada Reina (La vida en el calendario). También destacar el de una ilustradora de nuestro grupo, María Jesús González con su relato Anuncio por palabras. Tres relatos que por su calidad narrativa podrían haber sido perfectamente los ganadores del certamen. 

Tras recoger y agradecer nuestros premios, Francisco Javier Rocríguez procedió a leer parte de su relato. Digo parte, porque es un relato bien largo, y aunque es dinámico de leer, hacerlo en voz alta en un acto puede resultar abrumador tanto para quien lo lee, (que necesitó gafas prestadas, gracias a la amabilidad de Amparo), como para quienes lo escuchan en un acto así. He de decir, que a pesar de ello, cumplió las expectativas por lograr hacerlo ameno. 

El ganador del certamen leyendo su relato

Hace años que este tipo de actos no son amenizados con copas ni con ágapes, pero sí nos hicimos fotos, sí nos hicimos con varios ejemplares de los libros que recopilan los relatos, y sí cotilleamos, charlamos, intercambiamos correos electrónicos, blogs, twitters, facebooks, etc.

Para mí fue, quizá, el certamen que más he disfrutado de todos, ya que además de venir mis padres y amigas, como cada año, pues vinieron unos tíos míos, una de mis hermanas y dos de mis sobrinos, que a sus 2 y 5 años quisieron acudir con corbata porque iban a ver a su tita recoger un premio. Eso, y que premiaran un relato dedicado a mi abuela. ¿Se puede tener más suerte? No sé, yo me conformo con este día y lo viví a tope. ¡Gracias! 

Hasta aquí lo que se puede contar, el resto, amig@s míos, como podéis imaginar, voy a dejarlo en el aire, y que cada cual se imagine la forma en que todos y cada uno de nosotros prosiguió el día, juntos o por separado, y cómo celebró, cada cual a su manera, este acto, y estos premios recibidos. 

Hasta el año que viene. (Entre nos, yo seguiré intentándolo. ¡A por el primero!)

Posdata: Podéis leer una crónica más breve, escrita por Miguel Núñez, compañero de Puntoyseguido, que obtuvo el primer premio de este certamen hace dos años con su relato Lluvia: Pincha aquí



I.M.G.
@isamerino

domingo, 26 de mayo de 2013

Madera podrida con un clavo oxidado (Crónica anexa)

El pasado 8 de mayo, acudí a la presentación del último libro publicado por el escritor sevillano José Luis Ordóñez, (Sevilla, 1973): Madera podrida con un clavo oxidado, premiada con el Accésit del II premio Wilkie Collins de novela negra. 

La presentación tuvo lugar en la librería Rayuela de la plaza de la Merced (Málaga), a escasos metros de la casa natal de Picasso, oculta entre bares y terracitas. 

Esta última frase, la de oculta entre bares y terracitas, me la digo a mí misma para tratar de justificar la escasa afluencia de público. ¡Ellos se lo pierden!, pensé. Cada vez acude menos gente a este tipo de actos, que a la inversa de como solía ocurrir antes, se han vuelto bastante dinámicos y participativos, justo ahora que el interés literario parece haber decrecido o al menos esa es la sensación que me producen las butacas vacías cuando acudo a uno de ellos.

 José Luis es amigo desde hace unos años y sigo su carrera literaria, no sólo por la amistad que nos une, desde que fuera mi profesor en un taller de escritura literaria hace unos años, sino por la calidad de su trabajo, que siempre es una garantía a la hora de comprar un libro. 

Podéis leer la crónica que escribí para el blog de Punto y seguido escritores, pinchando en el siguiente enlace: PINCHA AQUÍ



Cubierto ya el tema de haber escrito una presentación del libro en el blog de mi grupo literario, ¿por qué escribo nuevamente sobre el tema en mi Chawton St.?

1. Porque no todo el que conoce Chawton St o pasa por aquí, conoce Puntoyseguido escritores, y ha podido no leer la crónica que escribí y tal vez les resulte interesante.

2. Porque este libro merece publicidad, pero sobre todo, merece ese fin por el que ha sido escrito: para la lectura y disfrute de tod@s. Y prosigo:

Cuando escribí la crónica en www.puntoyseguidoescritores.blogspot.com , aún no había leído el libro, ya que lo compré el mismo día de la presentación. Se trata de una novela negra, en la que prima el diálogo, estructurada en capítulos breves y, como comentaba en mi crónica, que como en el western, los asuntos se resuelven con rapidez para pasar al siguiente. 

Aquí entre nos, no soy lectora de novela negra. Ni siquiera aficionada al cine negro. Yo soy más romántica, por un decir, sin caer en el rosismo, (como yo le digo), pero me gusta que haya amor, humor, cierto toque intimista, etc, pero no me gustan los tiros, la sangre, los asesinos o las timbas fuera de una pantalla de cine, (y dentro de ésta, sólo dirigidos por un buen director y con un guión que merezca la pena). Y, sin embargo, durante las últimas noches no he podido despegarme del libro, ni me he soltado del brazo del Errol Flynn que tan bien retrata el autor. Y, además, es que McGinty, el protagonista, (asesino profesional), me cae bien, incluso me divierte, si se me permite decir eso de un tipo así. Por eso he venido a contarlo aquí, entre amigos. 

Madera podrida con un clavo oxidado es un libro lleno de sorpresas, que se imagina en blanco y negro como las películas de la época dorada de Hollywood, que se lee tan de corrido como el escritor lo escribió, que sorprende e intriga. Que, sin duda, merece ser leído y comentado. Y hasta aquí mi sugerencia. Si os he convencido, leedlo y venid a comentarlo. Aún queda mucho que decir sobre él. 

José Luis Ordóñez

I.M.G. 
@isamerino

sábado, 25 de mayo de 2013

Chawton St. cumple 3 años

Querid@s amig@s, hoy Chawton St. cumple 3 años. No voy a extenderme en palabras pues ya lo hago bastante en cada una de las entradas. Hoy sólo un monósilabo: GRACIAS. 

Y una promesa: De continuidad y de mejora. 

Y un abrazo: a todos y cada uno de los seguidores de Chawton St, (102 hasta el momento), y de los lectores, no sé cuántos, pero a todos, gracias por pasar por aquí, por asomaros, por pasear, por quedaros, por marcharos y regresar. 

Y una disculpa: Por la duración de las obras, y por las escasas entradas durante el último año, cosa que será subsanada en esta nueva andadura que comienza hoy. 



Isabel Merino González
@isamerino

viernes, 17 de mayo de 2013

Entrega de premios Dime que me quieres 2013

Queridos amig@s,

Mañana, día 18 de Mayo, a las 12:30 tendrá lugar la entrega de premios del XIII Certamen de relatos "Dime que me quieres", certamen en el que he sido galardonada con el Segundo Premio, por el relato "Los ojos de Isabel". (Un relato dedicado a mi abuela materna). Asimismo, recogerán premio como finalistas, mis dos compañeros de Punto y seguido escritores: Pedro Rojano e Inmaculada Reina.

Intervienen, los componentes del jurado:
Pablo Aranda, Amparo Quiles y José Antonio Garriga Vela

Organiza: Red de Bibliotecas Públicas Municipales de Málaga

Lugar: Salón de Actos del Museo del Patrimonio Municipal. Paseo de Reding, 1 (Junto al túnel de La Alcazaba, frente a la Fuente de las Tres Gracias).

Os esperamos.

Posdata: El lunes podréis leer la crónica del mismo, a cargo de Miguel Núñez, (ganador del XI Certamen Dime que me quieres),  en nuestro blog de Puntoyseguido escritores, el que os invito a visitar:

www.puntoyseguidoescritores.blogspot.com


Un abrazo,

Isabel Merino González
@isamerino



martes, 7 de mayo de 2013

Punto y seguido ESTRENA blog.


Hace casi tres años que Chawton St. forma parte del vecindario bloguero. En este tiempo hemos dado la bienvenida a nuevos vecinos y hemos despedido, no sin pesar, a muchos otros. Hemos compartido celebraciones, viajes, libros, conciertos, cotilleos, crónicas, tés y  tuppers. Abierto y cerrado puertas y ventanas. Paseado por jardines. Desaparecido y vuelto a aparecer. Y nos hemos declarado en obras y hemos rogado paciencia. (Y la habéis tenido, gracias). 

Hemos sido, y somos, un gran vecindario, una gran familia. Y hoy queremos celebrar, como hacen las grandes familias, la llegada de un nuevo vecino, de un nuevo miembro de nuestro clan: 



Punto y seguido, el grupo literario al que pertenezco ha instalado su nueva casa en el vecindario hoy,  día 7 de mayo de 2013. Y estáis, (estamos), todos invitados a la inauguración. Prometen acontecimientos diarios, y no cerrar nunca sus puertas, de hecho han tirado la llave al Mediterráneo, para que podamos entrar siempre que nos plazca. Os dejo la dirección exacta de su ubicación, para que no nos perdamos y podamos encontrarla siempre que queramos:

Dirección: www.puntoyseguidoescritores.blogspot.com

O pinchando en el siguiente enlace:  Blog de Punto y seguido

Os cuento un poco sobre ellos, sobre nosotros, por si no tenéis referencias, aunque ya he ido dando alguna por aquí:

Punto y seguido somos siete escritores, que nos conocimos entre los años 2005 y 2006 en unos talleres literarios en Málaga. En 2007, con algo más que similares inquietudes literarias y grandes dosis de amistad, decidimos crear nuestro grupo. Desde entonces nos hemos reunido una vez a la semana para fomentar entre nosotros la lectura, la escritura, y cualquier proyecto cultural que nos interesara. Asimismo, hemos organizado jornadas literarias anuales, hemos colaborado en diferentes proyectos y publicado en diversas antologías, hemos ganado varios premios literarios y publicado dos libros: álbum de familia y Cuando vivíamos aquí.  Actualmente, tenemos varios proyectos entre manos, uno de ellos, es la apertura de este nuevo blog que nos acercará mucho más a vosotros. Queremos que nos conozcáis y queremos conoceros. Interactuar. Que nuestra casa sea también vuestra casa. Sed bienvenidos.

 ¡Os esperamos!

Punto y seguido

Punto y seguido somos, de izquierda a derecha: Pedro Rojano, Isabel Merino, Loli Pérez, Inmaculada Reina, Miguel Núñez, Andrea Vinci y Mauricio Ciruelos. 


I.M.G. 
@isamerino

viernes, 19 de abril de 2013

2º Premio del XIII Certamen Dime que me quieres 2013 (Málaga)

Queridos amig@s,

Aunque el blog está en obras, quería hacer un inciso en ellas para compartir y celebrar con vosotros que me ha sido concedido el 2º Premio del XIII Certamen de Declaraciones de Amor "Dime que me quieres 2013" con el relato titulado "Los ojos de Isabel", dedicado a Isabel Pérez García, mi abuela materna.

Es el cuarto año consecutivo que premian y publican uno de mis relatos en este certamen malagueño, (2010 - 2º premio - Y dices que no te quiero; 2011 - Finalista - 11y25; 2012 - Finalista - Un frente frío;  2013 - 2º Premio - Los ojos de Isabel) , por lo que estoy muy feliz y agradecida por ello, pues esto me impulsa a seguir trabajando, a seguir escribiendo.  

En este mismo certamen han resultado finalistas los relatos de mis compañeros de puntoyseguido: Inmaculada Reina y Pedro Rojano, así como el relato de una colaborado habitual de puntoyseguido: M.Jesús Glez.

Aprovecho para dar la enhorabuena no sólo a mis compañeros, sino también al resto de premiados. Próximamente publicaré la fecha de entrega de los mismos que coincidirá con la Feria del libro de Málaga, como en años anteriores.

Os dejo la publicación del Ayuntamiento con el listado de ganadores y finalistas:

XIII CERTAMEN DECLARACIONES DE AMOR: “DIME QUE ME QUIERES” 2013


La Red de Bibliotecas del Ayuntamiento de Málaga convoca anualmente desde el año 2000, el Certamen de Declaraciones de Amor "Dime que me quieres". La finalidad del certamen es fomentar la lectura y escritura, el libro y las bibliotecas.

Es un concurso de relatos, que deben incluir una declaración de amor, que se convoca a nivel nacional. Podrán concurrir a la convocatoria de estos premios las personas de nacionalidad española o de cualquier otra nacionalidad, siempre que tengan fijada su residencia legal en España. Se otorgarán tres premios



• PRIMER PREMIO : 1.000 euros

• SEGUNDO PREMIO: 500 euros

• TERCER PREMIO: 250 euros

El jurado estará compuesto por personalidades del mundo de la cultura. Su fallo es inapelable y se dará a conocer en el mes de Abril de 2013. En la evaluación de las obras presentadas por los solicitantes, el Jurado tendrá en cuenta los siguientes criterios de valoración: originalidad, belleza literaria y buen uso y corrección del idioma. La entrega de premios se realizará en acto oficial, coincidiendo con la celebración de la Feria del Libro de Málaga.


RELACIÓN DE GANADORES Y FINALISTAS:

Con fecha 4 de abril de 2013 se reúnen los miembros del Jurado del XIII Certamen de Declaraciones de Amor “Dime que me quieres” compuesto por Amparo Quiles, Pablo Aranda y José Antonio Garriga Vela. Previo estudio de las obras presentadas a concurso, los miembros del jurado acuerdan seleccionar los relatos para su publicación y, de entre ellos, otorgar los premios que se indican según las Bases del Certamen.


Primer Premio al relato: La noche

Autor/a: Francisco Javier Rodríguez Barranco


Segundo Premio al relato: Los ojos de Isabel

Autor/a : Isabel Mª Merino González


Tercer Premio al relato: Tengo que hablarte de la Ley de Newton...

Autor/a: Rocío Díaz Gómez


Seleccionados para su publicación:


Relato: Naufrago

Autor/a : Cándido Rafael García Hernández


Relato: Anuncio por palabras

Autor/a : Mª Jesús González Caraballo (M.Jesús Glez)



Relato: Antártida

Autor/a : Pedro Antonio González Caraballo (Pedro Rojano)



Relato: Arwen

Autor/a : José Pérez Fernández ( Pepepérez)



Relato: La vida en el calendario

Autor/a: Inmaculada Reina Segovia



Relato: La esquela

Autor/a :Salvador Rivas Gálvez



Relato: Querido padre Dámaso

Autor/a: Miguel Sánchez Robles

   
I.M.G.

lunes, 8 de abril de 2013

Estamos de Reformas


 Queridos vecinos y amigos de Chawton St:

Antes que nada disculparme por la falta de entradas y actualizaciones durante los últimos meses debido a temas personales y a falta de organización por mi parte. 

Mi interés por leer, por contar, por viajar, por aprender, etc, no ha decaído, y realmente os he echado de menos. 

Actualmente estoy haciendo unos pequeños cambios que me ayudarán a que este lugar tenga una mejor estructura y esté todo más organizado, no sólo por mi bien, sino por el vuestro, porque yo misma cuando entro como lectora no me encuentro lo cómoda que debería. 

Como no poseo todo el tiempo libre que quisiera, las obras están siendo tan lentas como las del Metro de Málaga, aunque espero que lleguen a mejor fin. Ruego pues, un poquito de paciencia pues no soy muy dicha en temas de configuraciones blogueras, (ni de configuraciones en general, para qué engañarnos). Los cambios no van a ser grandes, pero sí necesito tiempo para organizarlo todo, por lo que las entradas se están resintiendo y no llegan. Cuando finalicen las obras, espero que este mismo mes, os daré cuenta de ello y retomaré el ritmo que un blog debe tener y unos seguidores merecen, así que puestos a construir un sitio mejor, se aceptan sugerencia, regañinas, etc etc, que gustosamente leeré, contestaré y si está en mi mano, procederé a cumplir. 


Gracias por vuestra paciencia y por seguir ahí a pesar del poco movimiento que ha habido en esta calle que se ha convertido en fantasma.

Ya ha habido algunos cambios, ¿los habéis notado? Seguro que sí.

Volveré.

Gracias y un abrazo a tod@s.

I.M.G.
@isamerino. 





viernes, 8 de marzo de 2013

Paseando con Baricco y Mr. Gwyn.

Plaza de la Marina (Málaga)
Cuando uno pasea por las calles de su ciudad, o de una ciudad cualquiera, sin rumbo fijo aparente, una calle le lleva a otra, y esa otra a una más, y finalmente, entre las muchas cosas posibles que pueden suceder cuando nos paramos, uno acaba perdido, encontrando lo que buscaba, o simplemente descubriendo un nuevo lugar que consigue sorprenderle. Así vagueo yo por las calles de Málaga, o de  internet, como vosotros mismos, que habéis llegado aquí con, o sin, razón aparente. 

Ayer me detuve en la Suite 101, en un artículo de Carmen Duarte que hablaba de Las minas de Oro. No sabía, sinceramente, qué estaba buscando, y cuando me detuve en su artículo, supe que era justo adonde quería llegar, sólo que, (como suele ocurrir),  no lo sabía. Y eso, me cambió la tarde. 

El artículo hablaba sobre Encontrar la mina de oro. ¿Cómo buscar ideas para una novela? Y en ese punto exacto de perdición y de necesidad, me encontraba yo, tras desechar los últimos, y a la vez primeros,  veintiún folios de lo que venía siendo mi novela

Para un escritor, no tener tema de que escribir es una agonía que le puede llevar a la desesperación de manera tal que en ocasiones se paraliza. 

Cuando un escritor no puede escribir siente que el mundo se le viene encima porque ha perdido el gusto por la creación. 

Yo no soy escritora, aunque, a veces, me identifico con ese oficio que ocupa parte de mi cotidianidad. No ejerzo como tal, ni me gano la vida con ello, (ya quisiera), el nombre me queda grande, y aunque formo parte de un grupo literario desde hace años y bla, bla, bla, puedo decir que lo que realmente soy, o llevo varios años siendo es: aprendiz de. 

Como aprendiz de, he sufrido los mismos síntomas, no sé si en igual medida, que afectan a un escritor, cuando la falta de ideas o el temor a la hoja en blanco se convierten en un terror de dimensiones desorbitadas. Puede sonar exagerado, y lo es, pero juro que el colapso que provoca en tu rutina diaria es una desorientación desoladora. 

Cuando alguien descubre que es escritor, no podrá parar de serlo hasta el último día de su existencia. Por tal motivo, se puede decir que la carrera del escritor es de por vida. 

La creación,en cierta manera, se comporta como el cuerpo humano. Si un individuo no ejercita el cuerpo, sus músculos se pondrán flácidos y perderán fuerza. 

Para vivir en abundancia de ideas, o sea, para vivir dentro de una mina de oro, se debe trabajar sin parar aunque el escritor se encuentre en medio de la adversidad. 

Llegados a este punto del artículo, probablemente al final del mismo, siento una necesidad también desorbitada no por ponerme a escribir, sino por leer. Descarto el Kindle porque justo este momento es de hojas de papel, repaso mi estantería esperando la llamada. Y al final llega.  Un libro es siempre el que escoge el momento que ha de ser leído y quién ha de leerlo, o al menos, así se comportan los míos. 

Mr. Gwyn de Alessandro Baricco
Bajo una montaña de libros, libretas, carpetas, etc, sobresale un ejemplar de Mr. Gwyn, el último libro de Baricco, uno de mis escritores favoritos. Lo compré en Madrid, el mes que salió a la venta en España, y tras leer unas treinta páginas, lo dejé allí mismo, donde acababa de rescatarlo. Empecé por donde deben empezarse las cosas, por el principio, y supe entonces que Baricco, como siempre, había acudido en mi ayuda. Al final, todas las cosas, (mis cosas),  llevan a Neuman, a Austen, o a Baricco. Qué curioso, ¿no?

_________________________________________________________________________________
Mr. Gwyn
(...)
Mr. Gwyn: No tengo nada más que añadir: dejo de escribir y punto.
(....)
Editor:  (...) Yo esa frase ya la he oído docenas de veces, a mí me la han dicho una cantidad de escritores que  tú ni siquiera te imaginas. (...) ¿Y sabes qué te digo? Ni uno de ellos lo ha dejado de verdad; eso de dejarlo es algo imposible. 
(...)
Lo que le ocurrió, de todas formas, fue que acabó echándosele encima, con el paso de los días, una singular forma de desasosiego que al principio le costó comprender, y que sólo al tiempo aprendió a reconocer: por muy molesto que le resultara admitirlo, echaba de menos el acto de escribir y el cotidiano cuidado  con el que poner en orden pensamientos en la forma rectilínea de una frase. 
_________________________________________________________________________________


Ese extracto, sacado entre las páginas 16 y 17 de mi ejemplar de la editorial Anagrama, me llevó de vuelta a la Suite 101, y esta, de vuelta al libro. Seguí hasta la página 52, y otra respuesta, o pregunta, o bombilla: Tal vez, sería necesario saber también qué clase de libro estás escribiendo (...).



Parafraseando al autor en la página 55, podría decirse, que El asunto de las bombillas podrá parecer de escasa relevancia, pero en cambio, se convirtió en una cuestión crucial. 

Baricco leyendo Mr Gwym a la luz de una bombilla 

Apagué el ordenador, cogí un abrigo, un bonobús, me lavé los dientes, y salí a la calle. No sé si fue en ese orden, pero sí sé que al final estaba la calle. Seis y poco de la tarde de un día que había sido lluvioso y que se había tornado en tranquilo y primaveral. Elegí el autobús de mayor recorrido, el Circular 1. Solos yo y mi ejemplar de Mr. Gwyn. Subimos al autobús y elegimos un asiento al fondo, pegado a la ventana. Y yo continué preguntando, o leyendo, y él respondiendo, o dejándose leer. 

Me bajé en el parque de Málaga con la sensación de estar haciendo algo diferente. Con la sensación de estar llegando a un punto de inflexión que es capaz de cambiar tu rumbo y derivarlo hacia algo importante. Cuando llego al Muelle Uno, con Baricco, (Mr. Gwym), bajo el brazo, sintiéndome acompañada y arropada por él, comienzo el descenso de las escaleras sin quitar la vista del mar tranquilo y sosegado del puerto malagueño. 

Muelle Uno con La Farola al fondo
(Málaga)

Barcos blancos salpicados por el muelle. Y al teléfono, un buen amigo, compañero de sueños literarios. Mr Gwyn, como Baricco, es un reciente y a la vez viejo conocido para él. La charla dura varios minutos. Mientras cruzo el Paseo de La Farola, mi amigo me cuenta los lugares que ha visitado, y me habla de una nueva pasión por un acontecimiento  histórico, por un lugar, y unos hechos, y surgen personajes, historias, y nos entendemos, y la luz del atardecer se va tornando naranja, o rosada, casi roja, y se refleja en el mar junto a la catedral, la Alcazaba y el Edificio de la Equitativa. 

La Farola desde El Palmeral
(Málaga)

Y camino hacia el paseo del Palmeral, y entendemos, de repente, que todo está ahí, que todo lo que nos rodea son historias, personajes, todo esperando ser escrito, y que las minas de oro de las que hablaba Duarte están dentro de nosotros. Y, finalmente, aliviados, si se puede decir aliviados, comprendemos, una vez más, que por más que queramos, no podemos dejarlo. Y que si no escribimos hoy, lo haremos mañana, pero que eso de dejarlo, es algo imposible. 

Baricco

Ni uno de ellos lo ha dejado de verdad, digo. Y mi amigo asiente. Cuelgo el teléfono y me siento en un banco de piedra. 



Hago algunas fotos. La luz es sensacional. 

Muelle Uno
(Málaga)
La Farola, blanca, al fondo, recortada entre cielo y mar. Un montón de barquitos, como letras salpicadas en un texto. Abro el libro y continuo leyendo, a pesar de los transeúntes. Soy un bicho raro, le digo a Mr. Gwyn. Y él se encoge de hombros y dice: No somos personajes, somos historias.

Mientras leo, en El paseo del Palmeral
Al fondo, La Farola y el Paseo
Muelle Uno
(Málaga)

Cuando empiece el primer capítulo de lo que será, espero, una novela, que se alejará de la anterior y de los cuentos que he escrito anteriormente, sé que Baricco volverá, y que a través de Mr. Gwyn preguntará: 


- ¿Qué tal, todo bien?
- Sí.
- ¿segura?
- Sí, eso creo.





Sé que Jasper Gwyn, como tal vez alguno de vosotros, se preguntó justo en ese instante, si volvería a verme. Y yo, vuelvo a parafrasearlo, (he aprendido mucho de él), y le, os, respondo: 

- Dentro de muchos años, en otra soledad. 


Calle Larios
(Málaga)




A Alessandro Baricco, que siempre está ahí cuando lo necesito. 











GRACIAS.


I.M.G.
@isamerino


jueves, 21 de febrero de 2013

Carnaval de Venecia 2013. (1ª Parte: Inkógnito)


Hace mucho tiempo, (aunque si cierro los ojos no parece que haga tanto; y si los vuelvo a abrir y lo rememoro, parece que fuera en otra vida), jugaba a un juego de estrategia, de mesa, llamado Inkógnito. 

El tablero de juego, sobre el que se desplazaban las fichas, que eran espías disfrazados y que atendían a los nombres de Madame Zsa Zsa, Agente X, Coronel Bubble y Lord Fiddlebottom, era la ciudad de Venecia, donde se desarrollaba el juego, durante el Carnaval. Mezclados entre la muchedumbre festiva, y perfectamente disfrazados, cuatro famosos agentes, los ya nombrados, llegan a Venecia para una misión urgente: establecer contacto con un potente y tortuoso personaje, cuya identidad es desconocida y que es conocido como "El gran anciano". 

Los agentes trabajan por parejas, disfrazados, y tienen que encontrarse y completar la misión de encontrar al gran anciano antes que la otra. Contarán para ello con la ayuda del Embajador, con disfraces de carnaval, y podrán moverse por agua o por tierra, para llegar a su destino. 




La verdad es que es uno de los juegos más entretenidos de los que recuerdo haber jugado, y le guardo un cariño especial. Recuerdo tardes de risa y espionajes en casa de las amigas. Tal vez por aquel entonces ya me sentía fascinada por el carnaval de Venecia, por las tramas de espionajes que se fraguaron en su día en época de Carnaval, por sus canales navegables, o tal vez por esos disfraces y esas máscaras que te permiten ser cualquier persona, o tal vez nadie, a los ojos de los demás. 

Hace un par de años viajé a Venecia, no durante el Carnaval, era Semana Santa. Se convirtió en una de mis ciudades favoritas, llena de magia, de encanto, tan diferente a todas, tan especial. Prometí, o me prometí a mí misma, no sé, pero la promesa fue seguro hecha, que volvería en Carnaval. Este año, hace apenas un par de semanas, otro de los sueños, que se van reorganizando en la fila de deseables y cumplideros, se hizo con el primer puesto y le, nos, concedí el deseo de hacerse realidad, a veces me creo hada, será de tanto Disney que he mamado, y volví a Venecia. Pero esta vez, en Carnaval. 

Mientras el avión descendía en el aeropuerto Marco Polo, a lo lejos, lo que parecía un viejo tablero de juego, con multitud de islas conectadas por puentes y canales navegables, con trajes de colores, como confetti caído del cielo, repartidos por sus calles, nos esperaba. Cuatro amigas, tal vez agentes quién sabe, yo entre ellas, y que bien pudieran ser llamadas Zsa Zsa, X, Bubble y Fiddlebottom, dejaron sus maletas en el portaequipajes de un autobús de la compañía ATVO y se dirigieron rumbo al Carnaval más famoso y pintoresco de Europa a celebrar tres cumpleaños, aunque pudiera ser que la misión fuera otra, y que para ello tuvieran que buscar al Embajador; quien, en las cámaras secretas del Palacio Ducal de donde alguna vez huyó el mismísimo Casanova, las pondría en contacto con el Gran Anciano. 

Esta y otras muchas incógnitas serán reveladas en el próximo capítulo, donde seremos testigos de las andanzas carnavaleras en Venecia, de las cuatro agentes, por llamarlas de algún modo. Mientras tanto, una instantánea y agradecimientos por convertir ese viaje en uno de esos que jamás se olvidan. Por mucho que pasen los años. Por mucho que nuevas misiones nos lleven a otros lugares. Venecia, siempre será Venecia. Mágica. Inolvidable. Gracias a Patricia, Beatriz y Cristina, a quienes dedico esta entrada y todas las venecia-venideras.



Cuatro amigas en Venecia - Febrero 2013

Atravesamos el ponte della Libertá tras unos cristales ahumados, con el sol iluminando la laguna, y llegamos a la piazzale Roma donde a pesar de estar en Venecia, la magia aún no se detecta. Sobre el suelo, líneas blancas delimitan los estacionamientos de las diferentes compañía de autobuses, a partir de ahí, bajamos las escaleras del puente de Calatrava para buscar la línea 1 del Vaporetto que nos llevará a San Marcos a través del Gran Canal. Los primeros disfraces los vemos a la altura de la iglesia de La Salute. Ahora sí, definitivamente, estamos en el Carnaval de Venecia.


Continuará....


I.M.G. 
@isamerino


A Patri, Cris y Bea.