martes, 25 de mayo de 2010

De paseo por Chawton Street



Hoy tengo tiempo. Si me preguntas cualquier día, a cualquier hora y en cualquier lugar, siempre te diré que no lo tengo, pero hoy sí. Un poquito.


Hubo una vez, y esa vez abarca mucho tiempo, en que me creí su dueña. Durante esa vez memorable aprendí a escribir, a leer, a contar, a relatar, a enumerar, a dibujar, a jugar, a querer, a desear y a crecer. Vivo de las rentas de y desde esa vez.
Y aún escribo, leo, cuento, relato, enumero, dibujo, juego, quiero, deseo, crezco y envejezco, pero sin tiempo. Sin tiempo para todo lo demás.




Hoy tengo un ratito y me apetece dar un paseo. Te ofrezco mi mano. Pasea conmigo. Ya sé que tienes poco tiempo, como yo, pero hoy nos sobra un poquito. Compartamos nuestra fortuna. Quiero enseñarte algo.




Hoy quiero que conozcas la calle donde vivo: Chawton St.






I.M.G











11 comentarios:

  1. Hola prima!! Voy a ser la 1º en extrenar tu espacio de comentarios, jeje. Me encanta como escribes!!!! asi que tu blog lo voy a memorizar en favoritos para ir metiendome ( de vez en cuando para que te de tiempo de ir escribiendo, jaja) Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias, prima!!!

    Espero que vengas a pasear de vez en cuando por Chawton St y que disfrutes de ese paseo. No voy a publicar relatos míos en esta página, esos puedes tenerlos cuando quieras, pero sí iré contando lo que sea digno de mención en mis paseos.

    Un besazo y espero que nos veamos muy pronto.

    Bienvenida, Lucre.

    ResponderEliminar
  3. Inma, puedes venir a pasear cuando quieras, you´re welcome, darling ;-)

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. ¿Te queda algún charco por meterte? jejeje ;-)
    Vendré a visitarte de vez en cuando.

    Pd. El Antonio que a eliminado la entrada anterior soy yo... bastante poco tiempo tienes como para hacértelo+ perder haciendo cábalas sobre que Antonio habría escrito el mensaje...

    ResponderEliminar
  6. Compañera de celda2 de junio de 2010, 16:33

    Querida narradora,

    No voy a darte ningún consejo porque siempre he odiado que me los den a mí.

    Cado uno vive su vida como quiere y puede. Pero a veces hay que tomar decisiones arriesgadas. Es decir, tirarte a la piscina sin saber si hay suficiente agua. La vida es demasiado corta, y no hay que desaprovecharla soñando despierto.
    Tienes que convertirte en la protagonista de tus sueños, y eso solo depende de tí.

    Tú sabes a lo que me refiero

    ResponderEliminar
  7. jajajja, compañera de celda, esperaba tu comentario en "Diecisiete", no en el paseo de Chawton Street, por eso no te encontraba.

    Soy mala nadadora. Una vez me tiré a la piscina, después de poner el retardo en una cámara de fotos y casi me ahogo. Por supuesto la foto no salió, jajaj.

    Trataré de retener en mi memoria, (lozana y longeva), el no-consejo que me das. Aprenderé a nadar y además de convertirme en narradora de mis relatos y paranoias, trataré de protagonizar las buenas-nuevas. Todo empieza con un empujoncito o con un paso adelante. (Y he dado muchos, no te vayas a creer ;-P )

    Lo de dejar de soñar es más complicado, me viene de serie, digamos que soy un sandwich mixto y que los sueños son las lonchas de queso fundido. Mmmmm. Rico, rico.

    Gracias por pasear por los callejones de mi calle y por mostrarme la piscina a la que he de lanzarme.

    Besitossssssssss, compi
    P.d. Mi tebeo-cómic favorito lleva tu nombre ;-)

    ResponderEliminar
  8. Bueno Bueno acabo de descubrir este rinconcito y me parece increible, pero claro no podia ser menos ya que tu eres increible y especial desde siempre, queria isa, me encanta sigue asi.

    Muchos besos de esta que te admira. Iris

    ResponderEliminar
  9. Gracias, tú también eres increíble "Iriflower". Me alegra que hayas llegado paseando hasta aquí. Espero que te quedes por mi calle, o que vengas a visitarme a diario. ´Tú siempre eres bienvenida, ya lo sabes.

    Un besazo, de otra que también te admira a ti y sobre todo a tu corazón gordote y enorme como la Argentina.

    Isa

    ResponderEliminar